Las rabietas

Compartir

Las rabietas o berrinches son comportamientos coléricos mediante los que el/la niño/a manifiesta su incapacidad para hacer o conseguir algo que desea. Se consideran una parte normal del desarrollo del niño de 1 a 3 años y la tendencia es a la desaparición hacia los 4 años.

Su origen suele estar en un conflicto entre los deseos de autonomía del niño y las limitaciones que se le imponen a una edad en la que no posee un desarrollo suficiente del lenguaje, para poder expresar con palabras sus necesidades o sentimientos. Hay factores que pueden facilitar su aparición como el sueño, el hambre, la incomodidad o el estar enfermo. Muchos niñ@s siguen teniéndolas porque tuvieron éxito con rabietas anteriores.

¿Qué se puede hacer para evitarlas?

Establecer normas razonables, claras y coherentes y no cambiarlas, para que conozca perfectamente donde están sus límites. Las reglas deber ser siempre las mismas y también independientemente de que quien esté en ese momento a su cuidado.

Reforzar los comportamiento positivos. Es decir, entre otras cosas hacerle caso y alabarle cuando su conducta es la adecuada. Es niño busca la atención de sus padres y si la consigue sobre todo cuando hace “cosas malas”, le estaremos indicando que ese es el comportamiento que debe repetir para conseguir que le dediquemos más tiempo.

Enseñar con el ejemplo, evitando gritar o discutir delante del niño. El niño pequeño aprende directamente de los padres también cómo responder ante los conflictos. Siempre que sea posible, ofrecer al niño la posibilidad de elegir entre varias opciones disponibles. Avisar al niño, con tiempo, cuando vaya a producirse un cambio de actividad para que pueda prepararse e irse haciendo a la idea.

Esta entrada fue publicada en Escuela TIC 2.0 desde Infantil y la Web 2.0, Recursos TIC E. Infantil. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las rabietas

  1. Naturalmente dijo:

    Las rabietas relativas a la edad son un hecho de vida para los padres, pero las buenas noticias son que hay remedios naturales para apoyar el sistema nervioso de una manera que pueda hacer que su niño co-exista armonioso con las rutinas más fácilmente. Estos remedios son especialmente eficaces en niños a partir de los 3 – 10 años de edad. Conjuntamente con una forma de vida y una dieta sana, los remedios naturales ayudan a mantener un humor equilibrado, tranquilo y una actitud razonable, proporcionando una plataforma para apoyar la paz y estabilidad emocionales.

Deja un comentario